Novedades
1 de Junio 2015

Homenaje al Sr. Martin Lange en su 50º aniversario de fallecimiento

Martin Lange

¡Muy bienvenidos a todos!

Estimados invitados de honor,

estimados alumnos, padres, docentes y Comisión Directiva:

Lassen Sie mich mit einem Zitat beginnen; mit einem Zitat aus einem Gespräch mit Martin Lange.

„Es kann nicht sein, dass eine Lehrkraft sich weigert mit voller Lust und Liebe auch eine wenig intelligente Klasse zu übernehmen. Was könnte es Dankbareres geben als auch in weniger klugen Köpfen ein Licht anzuzünden, dass es hell wird? Dazu gehört nur Liebe und Geduld. An einer solchen Klasse beweist ein Lehrer, ob er ein echter Pädagoge ist.“

Permítanme empezar con una cita de Martin Lange:

 “No puede ser que un docente no quiera aceptar con todas sus ganas y su vocación de enseñar el desafío de asumir un curso de menor rendimiento. ¿Podría haber algo más satisfactorio que lograr buenos resultados en niños con dificultades de aprendizaje? Para eso sólo se necesita amor y paciencia. En esos cursos un docente demuestra precisamente que es un verdadero pedagogo.”

Die Klagen haben bis heute nicht aufgehört! Wie oft höre ich bei meinen Unterrichtsbesuchen, dass die Kinder unruhig sind, sich nicht konzentrieren können oder die Hausaufgaben nicht vorlegen. Nichts davon ist falsch, alles stimmt!

Hasta el día de hoy sigue habiendo quejas! Durante mis observaciones de clase los docentes muchas veces me dicen que los niños son muy inquietos, no se pueden concentrar y no hacen sus tareas. Todo eso es cierto.

Pero la respuesta de Martin Lange sigue vigente hasta hoy: Hay que buscar el camino para que también los alumnos, que tienen ciertas dificultades; puedan progresar en su aprendizaje, hay que buscar las herramientas y ponerlas en práctica. En este sentido Martin Lange fue uno de los primeros que lucharon por algo que actualmente es un tema  clave de la educación: ¡la inclusión! Si tenemos en cuenta que Martin Lange falleció hace 50 años, él fue un pedagogo muy moderno que nunca – aunque era alemán – cometió el error de la pedagogía alemana: excluir  y separar a los niños en distintos colegios según sus habilidades. Con su amor y su paciencia Martin Lange podría dirigir hoy en día un colegio alemán en el extranjero; él siempre se veía como un servidor y ayudante de todos los alumnos. ¡Si nosotros nos acordamos de Martin Lange nos acordamos de él como un director y pedagogo para todos, sin excluir a nadie!

Aber die Antwort von Martin Lange gilt bis heute: Wir müssen einen Weg finden, damit auch die Schülerinnen und Schüler, die Lernschwierigkeiten haben, weiterkommen! In diesem Sinne war Martin Lange einer der ersten, die für etwas kämpften, was heute unter dem Namen Inklusion bekannt ist. Wenn wir daran denken, dass wir heute den 50. Todestag Martin Langes begehen, dann müssen wir feststellen, dass dieser langjährige Neugründer und  Schulleiter des Instituto Ballester nicht den Fehler vieler deutscher Pädagogen und der deutschenen Pädagogik gemacht hat – die Schüler auszusortieren und nach ihrer Intelligenz und Leistung in verschiedene Schulen zu stecken. Mit Liebe und Geduld könnte Martin Lange auch heute noch eine Deutsche Auslandsschule leiten; er selbst sah sich immer als Dienstleister und Helfer für alle seine Schülerinnen und Schüler. Wenn wir uns also heute an Martin Lange erinnern, dann erinnern wir uns an einen, der immer Pädagoge und Schulleiter für alle gewesen ist und niemanden ausgeschlossen hat!

Vielen Dank!

¡Muchas gracias!

Andreas Grüderich

Gesamtschulleiter Instituto Ballester Deutsche Schule 

***   ***   ***   ***

Reseña Histórica:

El Sr. Martin Lange nació el 12 de abril de 1902 en Bischofrode, Alemania, donde disfrutó de su niñez y su adolescencia junto a su padre Franz Willy, su madre Lina y sus hermanos Hans, Richard y Hanni. Su padre falleció durante la Primera Guerra Mundial, cerca de Reims, en Francia.

Para poder emprender sus estudios de maestro, el director del instituto en que cursaba le exigió obtener el mejor promedio, lo que él pudo lograr: se recibió con honores en la ciudad de Eisleben, también conocida como Lutherstadt.

A causa de la alta inflación y la falta de empleos, a finales de 1922 Martin Lange y su amigo Karl Schmidt emigraron a la Argentina. Llegaron el 3 de enero de 1923 al Puerto de Buenos Aires. Tenían la intención de solicitar un puesto de trabajo en el Colegio Goethe de Belgrano, pero estaba cerrado por vacaciones. Por ello debieron buscar otra fuente de ingresos y fueron emplearon en el Frigorífico Armour de Dock Sud. Luego Martin Lange comenzó a dar clases particulares a vecinos y apoyo escolar a los hijos de su empleador. Luego trabajó como maestro en el Colegio Alemán de Dock Sud y el Colegio Cangallo.

El 1º de marzo de 1922 se creó el primer colegio particular alemán de Villa Ballester, que funcionaba como internado a cargo del maestro Carlos Bühler y se encontraba en la calle Pacífico Rodríguez 229. En abril del mismo año se fundó la Sociedad Escolar Alemana de Villa Ballester. Tiempo después, por una necesidad de espacio, el colegio se mudó al edificio de la calle Lacroze 133, donde actualmente se encuentra el Colegio Comercial de Villa Ballester.

Martin Lange amaba la música. Tocaba el piano y el violín. Se destacó además como excelente deportista en la especialidad de gimnasia deportiva. En 1924 fundó junto con otros ciudadanos alemanes la Sociedad Alemana de Gimnasia de Villa Ballester, con sede en Malaver. Martín Lange fue presidente del club entre 1925 y 1929, más tarde en el año 1945 y luego entre 1947 y 1949.

En 1932 se fundó el Centro de Ex Alumnos. Cuatro años después, en una Asamblea Extraordinaria, se decidió dar al colegio el nombre de Bismarckschule.

En 1945, la institución fue cerrada por razones políticas. Martin Lange y muchos otros profesores continuaron dando clases de alemán y de inglés en sus hogares. En 1950 se levantó la intervención estatal de la Sociedad Escolar y en la calle Rivadavia 470 se abrieron las puertas del Colegio Ballester, donde se retomaron las clases. Luego de algunos años se compró el terreno ubicado en la calle Santa Adelina 40, la cual lleva hoy el nombre de Martin Lange. Allí funciona el Hogar de Niños María Luisa.

Luego un grupo de padres de ascendencia alemana solicitó la construcción de una segunda sede. Con mucho trabajo, esfuerzo y donaciones, en 1954 comenzaron a funcionar el Jardín de Infantes y la Primaria en la esquina de Cajaraville y José Hernández, en Villa Adelina. En marzo de 1956 esta sede se mudó al actual terreno de Ing. Silveyra, donde muchos padres y docentes refaccionaron en forma voluntaria las instalaciones existentes. A finales de ese año se comenzó a construir el nuevo edificio.

Martin Lange dirigió el coro del colegio con tal éxito que dio un concierto en el Teatro Colón. El coro ganó el premio al mejor coro escolar en Buenos Aires. Apasionado por enseñar y contribuir con la educación de la comunidad alemana, escribió la crónica del colegio e inició el anuario escolar llamado Schulfenster (La Ventana Escolar), que sigue vigente hasta la fecha.

En 1962 se compró el terreno de San Martín y Colón, en Villa Ballester. En noviembre de 1964 se colocó la piedra fundamental para el nuevo edificio del Instituto Ballester Deutsche Schule, lo cual se logró gracias a su gestión en conjunto con la Embajada de Alemania en Buenos Aires y el apoyo económico-financiero de la República Federal de Alemania. El Sr. Martin Lange falleció el 1º de junio de 1965, el mismo año en que comenzaron las obras del actual edificio de la sede de Villa Ballester.

Martin Lange se casó con Matilde Berlin y tuvo tres hijos: Rudi, Nora y Willi. Sus hijos y nietos fueron alumnos de este colegio, y algunos de sus bisnietos aún lo son: Lautaro y Santiago López Lange.

Schulen Partner der Zukunft DAS IBO WDA Embajada de Alemania en Buenos Aires CAI KMK Kultusminister Konferenz AHK Argentina AGDS Goethe Institut
Villa Ballester / San Martin 444 - B1653LXJ Villa Ballester / Tel.: 4768-0760 Fax: 4738-3512
Villa Adelina / Ing. Silveyra 3739 - 1605 Carapachay / Tel.: 4766-4815 / 4763-1447 /1547
Seguinos en